Marta Orriols gana el premio Òmnium a la Mejor Novela del Año

publicado en: Uncategorized | 0

Ara.cat, 30/01/2019

Marta Orriols ha recibido este miércoles, en Casa Bonay de Barcelona, el segundo premio Òmnium a la Mejor Novela del Año -dotado con 20.000 euros para la autora y 5.000 para promoción- por ‘Aprender a hablar con las plantas ‘, su debut en novela. El libro explica en primera persona el proceso de reconstrucción emocional de su protagonista, Paula, que se ve obligada a replantearse la vida a los 42 años después de la muerte repentina de su pareja, Mauro, poco después de que la dejara . “La novela habla del aprendizaje, de salir adelante, a pesar de sus circunstancias -ha explicado la autora-. El eje vertebrador del libro es la muerte, y por eso decidí que la protagonista trabajaría en el departamento de neonatología de un hospital: “era un contrapunto muy interesante”. Para Orriols, los espacios por donde Paula se mueve son un “reflejo simbólico” de ella misma.

“A lo largo de toda la novela, aparte de superar el duelo físico, también mira hacia atrás para reconstruir su relación de pareja y ver donde se rompió”, recordó la autora. Rosa Cabré, en nombre del jurado, la describió como “una novela contenida que no cae nunca en el emocionalismo barato, a diferencia de lo que ocurre en muchos otros casos hoy”.

Nacida en Sabadell en 1975, Orriols debutó en 2016 con el libro de cuentos ‘Anatomía de las distancias cortas’, publicado en Ediciones del Periscopio. Dos años después la publicación de su primera novela, ‘Aprender a hablar con las plantas’ -también en Periscopi-, rompió esquemas: antes de llegar a las librerías en catalán a Periscopio y en castellano Lumen, la editorial ya había vendido los derechos de traducción a media docena de lenguas, entre ellas el francés, el alemán, el neerlandés y el hebreo.

“Poco después de publicar ‘Anatomía de las distancias cortas’ comí con Silvia Querini, entonces editora de Lumen, y me dio ‘Nora Webster’, de Colm Tóibín, porque decía que mis cuentos le recordaban esta novela  -explicaba al ARA esta otoño-. Es la historia de una mujer que pierde el marido en una pequeña ciudad irlandesa en la década de los 60 y ha de salir adelante. Yo también había sufrido una pérdida reciente, pero no quería contar mi historia “. Así se le ocurrió el personaje de Paula. “Cuando pierde a Mauro, la sociedad pone la lupa sobre Paula porque es joven y es excepcional que su pareja haya muerto. Pero ella no puede soportar que la miren con sentimiento de pena”, dijo Orriols en Casa Bonay. “El libro se fija en cómo nos miran los demás -continúa-. Quería desmarcarme del ensalzamiento de los muertos desde el interior de la cabeza del personaje”.

Comes y Martorell, dos finalistas mallorquines de lujo

‘Aprender a hablar con las plantas’ se ha impuesto en ‘Sobre la tierra impura’, de Melcior Comes, publicada en Proa, y ‘La memoria del Oracle’, de Pere Joan Martorell, publicada en Ediciones de 1984. ” la literatura es una adicción, es una manía, una parte de mi metabolismo “, asegura el protagonista de la novela de Comes. “El narrador protagonista es un escritor en horas bajas -ha dicho el autor mallorquín durante el acto de entrega del galardón, que había comenzado con una breve conversación con cada uno de los tres finalistas-. Entre los referentes literarios de este libro ha ‘Padres e hijos’, de Turguénev, pero también Philip Roth, que “como no tuvo hijos se dedicó a escribir sobre el padre y la madre”.

‘La memoria del Oracle’, de Pere Joan Martorell, está ambientada en la Guerra Civil y tiene uno de los protagonistas “más jóvenes de la historia de la literatura catalana”, ha dicho la periodista Anna Guitart, moderadora del acto: el personaje principal, Jacob, empieza a hablar antes de nacer. “En la novela hay la intención de encontrar un realismo mágico, como cuando al inicio escribo ‘el padre nació muerto’ -ha explicado Martorell. Lo que explica el protagonista, Jacob, ¿es verdad o mentira? ¿Naces con predisposición a hacer según qué o es la vida que te lleva? la novela no resuelve esta pregunta, quiere que el lector decida por sí mismo”.

El premio Òmnium a la Mejor Novela del Año se impulsó hace dos años por “poner en valor las obras en lengua catalana, fomentar la traducción y revitalizar el sector”. La primera edición la ganó Raúl Garrigasait con ‘Los extraños’ (Edicions de 1984).