Joan Carles Girbés, nuevo presidente de la Setmana del Llibre en Català

publicado en: Uncategorized | 0

La Vanguardia, 16/09/2019

La 37ª edición de la Semana del Libro en Catalán bajó ayer las persianas. En una primera valoración, un año más el encuentro de editores en catalán ha sido un éxito, tal como resumió su presidente, Joan Sala, en espera de los datos definitivos. El editor de Comanegra ya había anunciado hacía tiempo que lo dejaba, tras cuatro años al frente de la feria del libro, y Montse Ayats, presidenta de Editors.cat, hizo público el nombre de la persona que lo releva: Joan Carles Girbés (Carcaixent, 1974).

Girbés, licenciado en Periodismo y máster en Gestión Cultural por la UB, ha dedicado su vida profesional al mundo del libro, como director de publicaciones de Bromera fundador de Sembra Llibres y, desde el 2016, como director editorial de los sellos del grupo Som: Amsterdam, Ara Llibres y la colección Bernat Metge.

«Durante los próximos años trabajaremos con ilusión para consolidar el trabajo hecho -declaró Girbés-, y exploraremos todas las posibilidades de crecimiento que nos permiten aumentar aún más el alcance, la ambición y la repercusión de este gran escaparate del sector editorial. Tenemos muchos retos por delante, pero contamos con la complicidad de todos para seguir avanzando «.

«Hoy tenemos la feria que se merece nuestro país», resumió Sala en el discurso de despedida

Durante los últimos seis años -Sala cuenta los cuatro suyos y los dos anteriores de Ayats-, el trabajo de Editors.cat y la comisión organizadora ha logrado posicionar la Setmana en unos niveles impensables «cuando aún estábamos en el parque de la Ciutadella, con casetas de madera y muy pocos visitantes «.

«Hoy tenemos la feria que se merece nuestro país», resumió Sala, que se mostró satisfecho de haber convertido la feria en «el evento cultural en catalán más importante» que se celebra hoy.

El miércoles se sabrán los datos definitivos, pero el presidente saliente ya adelantó que, aunque había que restar dos días efectivos por la lluvia y porque la tarde de la Diada las paradas cerraron, el volumen de ventas será superior al del año 2018: «el domingo pasado, se tuvieron que suprimir los actos y los dos escenarios se estropearon por la lluvia intensa, sin embargo, al día siguiente, Focus los arregló de inmediato».

 

Sala también quiso hacer referencia al presupuesto «paupérrimo» que el Gobierno dedica a Cultura y así se lo recordó al vicepresidente Pere Aragonés cuando visitó las paradas. Y a pesar de que hay un contencioso con el Distrito por el espacio que debe haber entre los puestos y la muralla, Sala declaró que había arrancado un compromiso de la alcaldesa Ada Colau para mantener el espacio del que ahora disponen.

Ayats destacó el papel de gestor de Sala, porque «en el sector del libro hay demasiado romanticismo y personas como él, que vienen de otros sectores, no les da pereza hablar del mundo empresarial, y esto también lo necesitamos”.

El aumento de ventas se ha mantenido en las últimas ediciones, por eso algunas voces le dijeron a Girbés que se le presentaba una tarea difícil. Con el optimismo que lo caracteriza, el flamante presidente declaró que no era verdad: «Sala me lo ha dejado muy fácil. Sólo puedo prometer que no va a llover -bromeó-. El techo es el cielo y podemos ambicionar un crecimiento sostenido «.