El gran escaparate del sector editorial

publicado en: Uncategorized | 0

El País, 07/10/2019

Del 9 al 11 de octubre se llevará a cabo en Ifema la 37ª edición de la Feria Internacional del Libro, dedicada a los profesionales del sector

Parece que fue ayer, pero ha pasado más de una década de la quiebra de Lehman Brothers, circunstancia que alumbró la crisis financiera que terminó mutando en la Gran Recesión. El derrumbe del banco estadounidense hizo cimbrar la economía global y fue la primera gran víctima de una terrible caída de la actividad que golpeó casi todos los sectores económicos del planteta. El industria editorial no logró salvarse de la tormenta perfecta generada. En España, después de alcanzar una facturación récord en 2008 (con 3.185 millones de euros), tuvo una pérdida de negocio del 31,5% hasta tocar fondo en 2013. Pero esos malos tiempos han quedado atrás. “Poco a poco hemos pasado página”, dice Miguel Barrero, presidente de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE). “Hoy crecemos con optimismo”, sentencia.

Desde 2014, este sector cultural no ha parado de crecer, aunque todavía no haya recuperado los niveles anteriores a la crisis. Al cierre de este ejercicio busca enlazar su sexto año consecutivo de crecimiento. En 2018 el sector editorial facturó 2.363 millones de euros, un 1,9% más que en 2017. Y a la espera de la temporada navideña, una de las más importantes para los editores, ya se auguran cifras en positivo para el conjunto del ejercicio. La principal fortaleza del negocio, pese a vivir en un mundo cada vez más tecnológico, sigue siendo el libro en papel. “Al final de 2019 esperamos, al menos, un repunte parecido al del año pasado”, explica Barrero. La vitalidad y el músculo de esta industria se dejarán ver en la 37ª edición de la Feria Internacional del Libro (Liber). “El evento es el gran escaparate mundial del libro en español”, recalca el representante del gremio.

Exportaciones

La celebración — que se llevará a cabo del 9 y el 11 de octubre próximos en Ifema— contará con la presencia de casi 400 editoriales y cientos de profesionales (editores, autores, agentes literarios, libreros…) procedentes de 17 países. Aunque las exportaciones de la industria española tienen como mercado principal los países de América Latina y Estados Unidos, el objetivo de la cita es que las firmas locales lleguen a todos los rincones del mundo. En esta ocasión, el libro español busca abrirse paso en los países de Medio Oriente. Por esta razón los organizadores han elegido al emirato de Sharjah, uno de los siete que componen los Emiratos Árabes Unidos, como invitado de honor.

La invitación no es casual. Sharjah organiza una feria internacional del libro cada año que ya se ha convertido en la tercera más importante de las celebradas en el mundo, y la primera en su zona de influencia. El año pasado atrajo a 2,23 millones de asistentes y a 1.874 editoriales de todo el planeta. “El libro es el mejor medio de transporte para que el español cruce fronteras”, dice Barrero.
La edición de Liber de este año no solo será un espacio de intercambio comercial, sino también un punto de encuentro para el debate y la reflexión sobre la industria. Temas como las nuevas tecnologías, el fomento de la lectura y la protección de la propiedad intelectual coparán las discusiones en los tres días de celebración de la muestra. Sumado a ello se hará la entrega de diversos galardones. Uno de los más emblemáticos, el premio Liber, será el que se conceda al escritor mexicano Juan Villoro. “Se reconoce la versatilidad del autor: abarca diferentes géneros (la novela, el cuento y el ensayo, entre otros) y su trabajo ha contribuido a la difusión del idioma español”, concluye Barrero.